jueves, 14 de julio de 2011

El profesor asociado

El profesor asociado, es un profesional de reconocido prestigio, que compatibiliza su trabajo en el mundo de la empresa, con la enseñanza universitaria (que no deja de ser también un trabajo).

En esta época de crisis, han proliferado las ofertas de plazas de profesores asociados, en  universidades publicas y privadas. Como ejemplo, la convocatoria de la Universidad Complutense de Madrid, cuyo plazo finaliza mañana y que convoca más de 200 plazas para sus diferentes facultades. Universidad Complutense de Madrid

Un argumento que podría utilizarse es,  que para las universidades que utilizan esta figura, es una forma de captar mano de obra barata.



Aunque el argumento sea cierto, creo que no refleja la realidad al completo. El acercamiento recíproco entre la Universidad y la Empresa es una "asignatura pendiente" de ambas instituciones y creo que cada profesor asociado, aporta su granito de arena para la resolución de este problema.

Para algunos profesionales que quieren dar un giro a su carrera hacia el mundo de la consultoría y la investigación, creo que esta figura puede ser un buen "trampolin".

Mi experiencia pasada, como profesor asociado fue positiva. Sin embargo, un consejo: al que no le guste la enseñanza, recomiendo abstenerse.

Un cordial saludo

S.José

4 comentarios:

  1. ¿Significa este post que estás pensando en volver a hacer una colaboración para la universidad?
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Todo se andará.....
    saludos
    S.José

    ResponderEliminar
  3. En momentos de crisis presupuestaria, las universidades suelen convocar, en efecto, numerosas plazas de profesor asociado. Una de las razones es bastante obvia: es una manera de cubrir clases por relativamente poco dinero, valiéndose de la experiencia de valiosos profesionales que ya trabajan en otros campos, no docentes. De ahí que se comente que se trate de "mano de obra barata". Pero no habría que confundir lo cualitativo con lo cuantitativo, en términos económicos. Los asociados aportan un indudable activo a la universidad -experiencia empresarial, aplicación práctica de conocimientos, etc, etc - a cambio de una remuneración reducida y de un menor compromiso laboral que los profesores a tiempo completo.

    La convocatoria de gran número de plazas de asociados tiene, por otra parte, una considerable repercusión en los trabajadores que ya imparten clases en la universidad: impide acometer promociones internas.

    En cualquier caso, lo que es cierto es que la universidad necesita de la aportación entusiasta de todos.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con el comentario anterior.

    En "un mundo ideal" la provisión de catedráticos debería ser por méritos y no por cupos.

    Otra posibilidad sería que los profesores asociados contaran en el cupo de titulares. Por ejemplo 2 asociados equivaldrían a un titular a efectos de cupo.

    Un cordial saludo

    S.José

    ResponderEliminar